ONCOLOGÍA

Los tumores de Cabeza y Cuello si bien no son muy frecuentes, deben de ser manejados de una forma precisa con un doble objetivo. Lo primero de todo quitar el tumor, situación prioritaria ante este tipo de patología.

Una vez quitado el tumor, aunque a veces en estas situaciones al paciente no le parece lo más prioritario, nuestra obligación es pensar que después el defecto que dejaremos debemos de reconstruirlo.

Para ello empleamos múltiples técnicas desde colgajos locales utilizando los tejidos que rodean a la lesión, hasta la microcirugía con colgajos microquirúrgicos de otras zonas del cuerpo para reponer la zona que hemos tenido que quitar.

El equipo del Dr. Solís está altamente cualificado para realizar este tipo de intervenciones bajo la máxima seguridad y con altísimo índice de éxito.