Qué es el lifting facial

El rostro refleja a menudo los primeros signos del envejecimiento, la relajación de la piel y su redundancia, son un signo de los años. Essta es la razón por la que muchos pacientes requieren una cirugía estética: cuando un rostro envejecido ya no refleja su espíritu joven y lleno de energía, lo que buscamos es ser capaz de refrescar y rejuvenecer su apariencia.

A través de cicatrices camufladas en la cara conseguimos volver a reposicionar los tejidos faciales que por la gravedad y el paso de los años se han “descolgado”. Corrigiendo así la caída de las cejas, las arrugas de la frente de la cara y el cuello y la papada. Reposicionando los músculos y tejidos aponeuróticos del rostro, dando un aspecto rejuvenecido sin apariencia artificial.

Consideraciones Preoperatorias

Durante la consulta el cirujano evaluará la historia clínica preoperatoria y estructura física. Esto abarca:

  • Estructura de los huesos de la cara,
  • Tejidos subcutáneos,
  • Espesor, la forma y la elasticidad de la piel
  • Profundidad y asentamiento de arrugas y surcos de la cara.
  • Toda esta  información será utilizada para formular el plan quirúrgico más eficaz y con menos riesgo.
¿Cuándo se Verá el Resultado?

Durante las dos primeras semanas el hinchazón y los moratones van a ser muy obvios, entonces su rostro se enfrentará a un largo período de ajuste. Los restos inflamatorios,  pequeñas asimetrías de la cara y el enrojecimiento durará mucho tiempo, pero es razonable decir que después de seis meses no habrá apenas señales de la intervención y también las cicatrices serán, por entonces, prácticamente invisible.

¿Cuáles son las complicaciones más comunes?

Las complicaciones graves en este tipo de cirugía son raras, cada año miles de pacientes se someten a una cirugía estética con resultados apreciables. Las posibles complicaciones que pueden ocurrir son hematomas (acumulación de sangre debajo de la piel), infección y reacciones adversas a la anestesia. El daño a las estructuras subcutáneas son poco frecuentes y generalmente temporales, durante algunos meses, es posible que la cara está adormecida o con defectos de sensibilidad, todo esto es reversible. Las cicatrices son generalmente invisibles, aunque esto depende además de las condiciones del paciente para cicatrizar. Para reducir al mínimo los riesgos, se deben seguir cuidadosamente las instrucciones antes y después de la cirugía que serán proporcionadas por el cirujano.

Instrucciones preoperatorias

Si usted es un fumador, debería dejar de fumar al menos cuatro meses antes de la cirugía, para dar tiempo a que su piel sea capaz de eliminar todas las toxinas. Fumar daña la microcirculación y por tanto dificulta el proceso de cicatrización y favorece la infección, la probabilidad de complicaciones en el paciente fumador aumentan diez veces en comparación con los no fumadores. En las semanas previas a la cirugía no tiene que tomar medicamentos como la aspirina o antiinflamatorios. Estas drogas pueden causar alteraciones de la coagulación. Si usted tiene el pelo corto, puede dejarlo crecer previamente a la cirugía para poder ocultar las cicatrices durante el postoperatorio. Recuerde que cualquier tratamiento químico en el cabello tendrá que hacerlo antes de la cirugía, ya que después, tendrá que esperar al menos 1 mes para realizar cualquier tipo de tratamiento.

Durante la primera visita le explicaremos los detalles de la intervención específicos para su caso, incluyendo la técnica quirúrgica a utilizar, el tipo de anestesia, los días de recuperación y lo que la cirugía puede lograr de una forma realista.

Tipo de Anestesia

General

Duración de la Intervención

La duración media es de 3 – 4  horas.

Días de Ingreso

1 día de ingreso

Precio de un Lifting

A partir de los 4.500 euros